Hace unas semanas te contaba la importancia del color en el branding y qué significado tiene. Ahora ha llegado el momento de crear la gama de colores adecuada al estilo de tu marca. 

Empecemos por elegir el color principal, y no, este no es tu color favorito. Puede que sientas preferencia por el azul pero analizándolo ves que no representa la personalidad de tu marca. Echa un vistazo al último post para acabar de decidirte. El color principal será el que usarás en mayor medida en tu identidad, con el que te identificaran.

 

Behance

 

Una vez elegido este color decide el tipo de paleta que mejor va con tu marca:

 

Paleta Monocromática

Con un único color jugaremos con sus tonalidades.

 

Paleta Análoga

Utiliza colores que se encuentren cerca en el círculo cromático, de esta manera conseguiremos una paleta uniforme pero sin contrastes.

Behance

Paleta Complementaria

En este caso se usa colores que se encuentran en los lados opuestos del círculo. El truco es elegir cuál de ellos será el principal y cuál el secundario ya que al competir entre ellos no podemos usarlos por igual.

 

Autor

Consejos:

  • Elige 1 o 2 colores principales para usarlos en el 60% de tu identidad.
  • Elige 1 o 2 colores secundarios para crear contraste y usarlo para destacar elementos importantes.
  • Elige 1 o 2 colores neutros para completar la paleta y usarlos como base.

 

Combinar colores

Y ahora llega la parte divertida. Existen varias herramientas interesantes para combinar colores pero mi favorita es Adobe Color Wheel.

Con un color inicial puedes crear el resto de paleta eligiendo si quieres que sea monocromática, análoga o complementaria. Mola eh? Y por si fuera poco te da los códigos HEX y RGB de cada color para aplicarlos en tu web.

 

 

Con esta aplicación también puedes subir una imagen y crea la gama cromática de la imagen automáticamente.

 

 

¿Te animas a crear tu propia paleta de colores? Me encantará que me enseñes el resultado por instagram y si me etiquetas te puedo dar mi opinión (@littlemars.estudio)